A diferencia de lo epis贸dico de los trastornos neur贸ticos e incluso de algunos psic贸ticos, los trastornos de la personalidad duran toda la vida, pues hacen que determinados rasgos de la personalidad del enfermo sean tan r铆gidos e inadaptados que llegan a causar problemas laborales y sociales, da帽os a uno mismo, y probablemente a los dem谩s.

La personalidad paranoide se caracteriza por ser suspicaz y desconfiada. La esquizoide ha perdido la capacidad e incluso el deseo de amar o de establecer relaciones personales, mientras que la esquizot铆pica se caracteriza por el pensamiento, el habla, la percepci贸n y el comportamiento extra帽os. Las personalidades histri贸nicas se caracterizan por la teatralidad de su comportamiento y de su expresi贸n, relacionadas en parte con el siguiente tipo, la personalidad narcicista, que demanda la admiraci贸n y la atenci贸n constante de los dem谩s.

Las personalidades antisociales (antes conocidas como psicopat铆as), se caracterizan por tener un comportamiento irresponsable y nocivo para los dem谩s. Los borderline son inestables en su autoimagen, estado de 谩nimo y comportamiento para con los dem谩s, y los evitadores son hipersensibles al posible rechazo, la humillaci贸n o la verg眉enza. La personalidad dependiente es pasiva hasta el punto de ser incapaz de tomar una decisi贸n propia, forzando a los dem谩s a tomar las decisiones. Los compulsivos son perfeccionistas hasta el extremo, e incapaces de manifestar sus afectos. Por 煤ltimo, los pasivos-agresivos se caracterizan por resistirse a las exigencias de los dem谩s a trav茅s de maniobras indirectas, como la dilaci贸n o la holgazaner铆a.